1500 agentes metropolitanos de tránsito son ‘Embajadores Metro’

El lunes 19 de julio, la Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito -Epmmq- realizó un taller presencial de MetroCultura con personal operativo de la Agencia Metropolitana de Tránsito -AMT-. Los agentes de tránsito son actores clave para la movilidad de la capital, por lo que es estratégica la capacitación sobre los nuevos valores y hábitos en el sistema integrado de transporte.

Son ya 1500 agentes metropolitanos que se convierten en ‘embajadores Metro’ que han participado en talleres desde mayo, los que se desarrollaron de manera virtual e interactiva.

Para el Metro de Quito, los embajadores son quienes se han formado para convertirse en mejores usuarios del sistema de transporte público. El propósito de estas acciones interinstitucionales es la elaboración de planes de movilidad que faciliten la circulación en las zonas cercanas a los accesos de las 15 estaciones del nuevo sistema subterráneo que conectará el norte y el sur de la ciudad en 34 minutos.

La MetroCultura es un modelo de gestión elaborado en cooperación con la Universidad Central del Ecuador que sensibilizará a los actuales y futuros pasajeros del transporte masivo sobre comportamientos y valores ciudadanos, encaminándolos así hacia una mejor convivencia en el transporte público.

El principio del que parte este modelo de gestión social es: mejores usuarios son mejores ciudadanos. Por lo tanto, “es importante que los agentes y el personal administrativo de la AMT, se capaciten y sensibilicen en temas de MetroCultura porque forman parte importante de la nueva dinámica que tendrá la ciudad cuando inicien las operaciones del Metro de Quito”, comentó María José Escobar, directora Social y Patrimonial de la Epmmq.

Hasta el momento se ha trabajado en talleres de MetroCultura con lideresas barriales, voluntarios juveniles, comerciantes de mercados municipales, representantes de sectores empresariales privados, la Agencia Metropolitana de Control -AMC- y la Empresa de Transporte de Pasajeros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *